En Español » Desde el Blog

Wisconsin a Connecticut: Lo que pasó en 2011 podría pasar en su estado

by Clyde Weiss  |  April 17, 2014

Ken Weaver, un miembro de AFSCME en Wisconsin que luchó con miles de trabajadores en 2011 para defender sus derechos de negociación colectiva, se dirigió recientemente a cientos de miembros sindicales de Connecticut para advertirles que lo mismo podría pasar en su estado si no se mantienen alerta.

Weaver, quien es jubilado del Departamento de Transporte estatal y miembro de la Local 758 de AFSCME, Concilio 24, habló en el foro “No somos Wisconsin” (“We Are Not Wisconsin”) realizado en Middletown, Connecticut, y patrocinado por la Coalición de Agentes de Negociación de los Empleados Estatales (“State Employees Bargaining Agent Coalition” o SEBAC), de la cual es miembro el Concilio 4 de AFSCME en Connecticut.

A pesar de su nombre, la intención del foro fue enfatizar que Connecticut, como cualquier otro estado, podría perder sus derechos sindicales si los legisladores de derecha se apoderan de la asamblea estatal y la oficina del gobernador.

Weaver recordó que Wisconsin alguna vez fue un estado amigo de los sindicatos. Tras las elecciones de 2010 surgió un gobernador de derecha, Scott Walker, y cambió el equilibrio de poderes en la asamblea legislativa para favorecer a las fuerzas anti-trabajadores.

“Eso es todo lo que es, política”, afirmó Weaver.

Weaver le dijo a sus hermanas y hermanos de Connecticut que no obstante que los trabajadores de Wisconsin hayan recibido “un golpe fuerte, estamos peleando todos los días. Falta mucho para que acabe la guerra. Nunca terminará”.

Dawn Tyson, presidenta de la Local 538, del Concilio 4 de AFSCME en Connecticut, fue una de las participantes del foro que se sintió impresionada por el mensaje de Weaver. Tyson, quien trabaja para el Departamento de Servicios Sociales del estado, dijo que los comentarios de Weaver “me hicieron ver la realidad. Me hicieron sentir energizada. También me despertaron y me hicieron ver que la amenaza es muy real. Es un peligro que siempre está presente”.

La Secretaria Tesorera de AFSCME Laura Reyes se une al Ayuno por las Familias

by Pablo Ros  |  April 11, 2014

A pesar de los estereotipos que sugieren lo contrario, la mayoría de los inmigrantes en los Estados Unidos son mujeres y niños. Y conforme aumenta el número de deportaciones de inmigrantes indocumentados las mujeres se han visto impactadas desproporcionadamente.

Por ello es que esta semana la Secretaria Tesorera de AFSCME, Laura Reyes,  se unió a un grupo de 100 mujeres líderes de todo el país en el Ayuno por las Familias. Juntas, hicieron un llamado por una reforma migratoria íntegra y por un fin inmediato a las deportaciones. Su huelga de hambre de dos días se realizó poco después de que más de 1600 mujeres en 35 estados, Ciudad de México y Washington, DC, ayunaran por 24 horas.

“Al ayunar esperamos alimentar el valor de nuestros líderes electos para que aprueben una reforma migratoria”, afirmó Reyes. “Queremos demostrar nuestra solidaridad con las familias inmigrantes que están siendo separadas por las deportaciones. Debemos continuar a presionar a los legisladores para que reparen nuestro sistema migratorio, el cual está roto”.

Casi 30 años han pasado desde la última reforma migratoria en 1986, firmada por el Presidente Ronald Reagan. Cuando el Presidente Obama dio paro a las deportaciones de los “Dreamers” en 2012, fue al reconocer la necesidad de una nueva reforma migratoria. No tenía sentido, muchos argumentaban, castigar a individuos que llegaron a este país siendo niños y sin haber tomado la decisión.

Pero aunque que el número de deportaciones de jóvenes inmigrantes bajó, las leyes injustas y anticuadas de inmigración siguieron siendo aplicadas para todos los demás. Desde que Obama asumió la presidencia en 2009, 2 millones de personas han sido deportadas. Y el daño causado por estas deportaciones afecta a un sinnúmero de familias, incluyendo muchos niños americanos que terminan en agencias de adopción.

Los trabajadores inmigrantes han apoyado la economía de este país durante décadas. Le instamos al Presidente Obama a que tome acciones administrativas de inmediato para proteger a las millones de familias que están siendo victimizadas por las deportaciones.

Victoria en California: Dos años de negociaciones culminan en acuerdo laboral

by Erick Sanchez y Kevin Brown  |  March 26, 2014

Intensas sesiones de negociación este pasado fin de semana en Oakland, California, entre el Local 3299 de AFSCME y la Universidad de California (UC) culminaron en un acuerdo contractual tentativo y lograron evitar una huelga de cinco días.

El acuerdo por los próximos cuatro años cubre a 13,000 trabajadores técnicos y de atención al paciente e incluye aumentos salariales, beneficios y protecciones para el personal, entre otras cosas, objetivos que miembros del Local 3299 buscaban desde hace casi dos años.

Al lograr este acuerdo (que, una vez ratificado, reemplazará los términos contractuales ilegalmente impuestos el verano pasado) la Universidad también retiró sus demandas de obtener nuevos poderes de despido sobre el personal, un tema controversial que generó múltiples quejas incluso por parte del órgano estatal que regula las relaciones con los empleados públicos, el “Public Employment Relations Board”.

“Este fin de semana, la universidad regresó a la mesa de negociación con un espíritu de buena fe, y fue posible no solo evitar una huelga sino llegar a un acuerdo contractual tentativo que 13,000 trabajadores de la universidad han buscado desde hace casi dos años”, afirmó la Presidenta Kathryn Lybarger del Local 3299 de AFSCME, quien es también Vicepresidenta Internacional. “Este acuerdo refleja el compromiso de los dos lados, mejora la seguridad de los hospitales de UC, y honra las importantes contribuciones que los trabajadores hacen al sistema de salud de UC todos los días. Nuestros miembros están ansiosos por ratificar este acuerdo, regresar al trabajo y hacer lo que mejor hacen, que es servir a nuestros pacientes”.

Esta victoria fue posible gracias a que los trabajadores y trabajadoras se rehusaron a abandonar sus derechos en el trabajo. Estuvieron unidos por 20 meses, siempre guiados por su compromiso con sus familias, sus pacientes y ellos mismos.

50,000 Más Fuertes

by Olivia Sandbothe  |  March 21, 2014

Cuando las cosas se dificultan AFSCME se organiza. A mitad de la lucha contra las fuerzas de la extrema derecha, nos estamos organizando como nunca antes con una campaña para hacer crecer a nuestra unión 50,000 veces más: queremos inscribir a 50,000 nuevos miembros antes del verano.

Para alcanzar esta meta, nuestra unión estará reclutando y entrenando a 800 miembros voluntarios organizadores (“Volunteer Member Organizers” o VMOs) de todo el país. Nuestra meta es inscribir a 50,000 nuevos miembros de entre nuestros colegas de trabajo que reciben representación pero no son miembros de nuestra unión.

“Los tiempos actuales demandan que nos movilicemos”, afirmó el Presidente de AFSCME Lee Saunders. “La gente que odia a los sindicatos está promoviendo malas ideas como nunca antes”.

El ataque más reciente de la derecha es el caso legal conocido como Harris v. Quinn, que recibió una audiencia ante la Suprema Corte en enero.

Harris v. Quinn originó en el estado de Illinois y su enfoque original era si los proveedores de cuidados domésticos del estado deben poder organizarse y negociar colectivamente. Pero conforme el caso avanzó hacia la Suprema Corte, un grupo llamado “National Right to Work Foundation”, que durante décadas se ha esforzado por desmantelar a los sindicatos, aprovechó la oportunidad para intentar lastimar a todos los empleados públicos del país.

En efecto, esta Fundación le ha pedido a la Suprema Corte que les quite a todos los empleados públicos su derecho de negociar colectivamente.

El caso se decidirá en un momento en que las políticas anti-trabajadores, promovidas por los intereses corporativos y los políticos a quienes controlan, han rebajado los rangos del movimiento laboral a sólo 11 por ciento de la fuerza laboral de nuestro país. Se trata de la representación más baja en casi cien años.

“Somos la última línea de defensa para las familias trabajadoras”, afirmó el Presidente Saunders. “Los hermanos Koch y los Scott Walkers y Rush Limbaughs saben esto muy bien y no solamente están intentando lastimarnos, sino están intentando eliminarnos”.

Sea cual sea el resultado de Harris v. Quinn, está claro que necesitamos atraer a más miembros a nuestros rangos para poder hablar con una voz más poderosa y defender los servicios públicos y a los hombres y mujeres que los proveen.

No será fácil. Pero ésta no es la primera vez que AFSCME superará dificultades a través del poder de la organización.

Si eres miembro de AFSCME, averigua cómo puedes inscribir a tus colegas que no son miembros. Habla con los líderes de tu local para enterarte qué más puedes hacer para inscribir a nuevos miembros. Si quieres ser un miembro organizador, contacta a tu representante de personal o a la oficina de tu local de AFSCME.

Somos más fuertes cuando luchamos juntos. Con una voz unida podemos proteger nuestros salarios y condiciones laborales. Con tu ayuda, podremos ser 50,000 veces más fuertes.

Un jubilado de AFSCME genera gran impacto a través de PEOPLE

by Clyde Weiss  |  March 14, 2014

Dennis Patrick está disfrutando de sus años de oro, pero no solamente de eso. Quien fue supervisor correccional en Illinois y ahora vive en Tennessee está también ayudando a generar cambios positivos en su comunidad, y nación, a través de reuniones locales políticas y contribuciones al programa de acción política de AFSCME, PEOPLE.

Su más reciente contribución es la más grande hasta ahora – un cheque por $500 a “Public Employees Organized to Promote Legislative Equality” (Empleados Públicos Organizados para Promover la Equidad Legislativa) o PEOPLE. Esto además de los $4 mensuales que contribuye regularmente a PEOPLE y a la contribución de $100 que hizo el año pasado.

Pero, ¿qué es lo que motiva a Patrick, miembro del Subcapítulo 73 de Jubilados de AFSCME en Joliet, Illinois, a realizar una contribución tan generosa a PEOPLE?

“Yo pienso que uno debe permanecer activo políticamente”, afirmó Patrick, de 70 años. “Yo me mantengo políticamente activo aquí” en Cleveland, Tennessee, en donde vive con su esposa, Linda, jubilada del servicio postal. Además de apoyar a PEOPLE, “Yo doy dinero a candidatos locales” que apoyan causas que le importan a él, como los derechos laborales, el cuidado de salud universal, los derechos de la mujer y los programas de seguridad social como Medicaid.

Contribuir con un cheque más grande a PEOPLE parecía ser lo correcto, dijo, sobre todo para defendernos de los ataques a los trabajadores y sindicatos de los políticos de extrema derecha. “Si no contribuyes ahora y te recortan tu jubilación y tus beneficios de salud, y te quedas fuera de juego, entonces eres tan responsable por lo que te sucede como los idiotas que te lo hicieron a ti”, explica.

En la carta que acompañó su donación de $500 a PEOPLE, Patrick escribió que espera que “los miembros y jubilados de AFSCME sepan lo importante que es la lucha para defender sus pensiones y beneficios de salud. Si no pueden dar una donación monetaria deben ofrecerse como voluntarios para hacer llamadas o lo que sea para contribuir”.

Aprende más aquí sobre el programa AFSCME PEOPLE y cómo contribuir.

Las contribuciones o regalos a AFSCME PEOPLE no se pueden deducir para propósitos de declarar los impuestos federales sobre el salario. Todas las contribuciones a AFSCME PEOPLE son voluntarias y no serán utilizadas para propósitos políticos. Las contribuciones no son condición de membresía o empleo y rehusarse a contribuir es libre de represalias. De acuerdo a la ley federal, AFSCME PEOPLE acepta contribuciones solamente de miembros de AFSCME, de su personal ejecutivo y administrativo y sus familias. Las contribuciones de otras personas serán devueltas.

Luego de amenazas a sus pensiones, los empleados públicos de Rhode Island se defienden

by Pablo Ros  |  March 06, 2014

En 2011, la ley de la reforma a las pensiones de los empleados públicos de Rhode Island fue un fuerte golpe para los jubilados del estado, ya que parcialmente reemplazó sus seguras pensiones con riesgosos planes de tipo 401(k), además eliminando sus aumentos en los ajustes del costo de vida y subiendo la edad de la jubilación.

Pero los empleados públicos y los jubilados del Concilio 94 de AFSCME no se dejaron. Resistieron y pidieron una investigación de las prácticas sospechosas de la tesorera estatal Gina Raimondo. Y este mes, los oficiales estatales acordaron suavizar algunas de las provisiones de la dañina ley.

Entre los cambios a la ley original:

• Empleados con más de 20 años trabajando podrán mantener su plan de beneficio definido contribuyendo un monto mayor.

• Los ajustes de costo de vida anuales serán emitidos cada cuatro años, en vez de cada cinco años.

• La cantidad que el estado contribuirá al plan de contribución definida aumentará.

 • Y algunos empleados con 30 o más años de servicio podrán jubilarse a los 65.

“Cuando el estado de Rhode Island amenazó la seguridad en la jubilación de nuestros miembros, nosotros nos defendimos”, afirmó el Presidente del Concilio 94 de AFSCME, J. Michael Downey. “Ahora hemos conseguido algunos importantes cambios a la dañina ley que fue impuesta sobre nosotros. Tomando esto en cuenta, los logros que alcanzamos nos ayudarán a proteger la seguridad en la jubilación de los empleados públicos de Rhode Island.”

El acuerdo alcanzado entre el estado y sus empleados públicos fue negociado por mediadores federales y debe pasar por una serie de aprobaciones antes de que sea final.

Snyder les pide a los jubilados de Detroit que sobrevivan con menos

by Pablo Ros  |  February 28, 2014

Las pensiones de los jubilados de Detroit serán recortadas un 34 por ciento si el Gobernador de Michigan, Rick Snyder, se sale con la suya, según un desastroso plan que fue presentado recientemente en una corte federal de bancarrota.

Mientras que las familias trabajadoras se esfuerzan por ganarse la vida, particularmente en Detroit, el plan busca eliminar importantes beneficios de salud y reduce drásticamente los beneficios de jubilación.

La propuesta “es un golpe bajo a los trabajadores y jubilados de Detroit”, afirmó el Presidente del Concilio 25 de AFSCME, Al Garrett. “Los jubilados no pueden sobrevivir estos enormes recortes a sus pensiones. El plan es injusto e inaceptable”.

El Presidente de AFSCME, Lee Saunders, se ha dedicado a defender a los jubilados de Detroit, quienes en promedio reciben sólo $19,000 anuales. El gobernador empujó a la ciudad de Detroit a la bancarrota en julio del año pasado, poniendo en peligro el bienestar de sus trabajadores y jubilados en el sistema público.

Saunders criticó severamente las prioridades reflejadas en el plan de Snyder.

“El plan de ajuste no es una solución – es una abominación”, dijo Saunders. “La propuesta será devastadora para la seguridad de los empleados y jubilados de la ciudad de Detroit. Se trata de un ejemplo más del poco respeto que el Gobernador Snyder les tiene a los trabajadores”.

AFSCME disputará la propuesta y continuará a defender la seguridad en la jubilación de quienes le han dado tanto a su comunidad.

“Necesitamos mejores soluciones para que los responsables de este clima económico preocupante rindan cuentas y para apoyar a quienes han dedicado sus vidas al servicio público”, afirmó Saunders.  

Dos miembros de AFSCME en Ohio rescatan a niños de una casa en llamas

by Dave Patterson  |  February 14, 2014

Dos conductores de quitanieves que trabajan en St. Marys, Ohio, se encontraban cerca de una granja cuando se percataron que salía humo de la estructura.

Steve Kinstle y Javier Gallegos son miembros de la “Ohio Civil Service Employees Association” (OCSEA)/Local 11 de AFSCME. Siendo conductores de quitanieves para el Departamento de Transporte de Ohio, se han enfrentado este año a un invierno extraordinariamente duro. Sin embargo, durante su trabajo de limpiar de nieve las calles de su comunidad, también encontraron el tiempo para ayudar a dos jóvenes a escapar de una casa en llamas.

“Nos paramos … no sabíamos si había alguien adentro”, Kinstle le dijo al periódico local, “The Daily Standard”. “Javier llamó al 911 y yo me acerqué a la parte de enfrente y empecé a golpear fuertemente sobre la puerta de entrada”.

Kinstle dijo que pensaba haber oído ruidos desde el piso de arriba y continuó a golpear hasta que uno de los dos jóvenes abrió la puerta. Kinstle les dijo que se abrigaran bien y salieran de ahí. Los dos niños pudieron escapar antes de que llegaran los bomberos.

El capitán del Departamento de bomberos de St. Marys Wayne Sweigart observó que el resultado podría haber sido muy diferente. Ted Hemleben, gerente de la oficina de transporte en donde trabajan Kinstle y Gallegos, afirmó sentirse muy orgulloso de los dos servidores públicos.

“Me siento muy bien con esta noticia”, dijo. “Es lo más grande que pudieron hacer mientras estaban afuera trabajando”.

Más de 35 bomberos tardaron cinco horas y soportaron temperaturas bajo cero para apagar el fuego. Los jóvenes recibieron ayuda de la Cruz Roja.

Qué forma de tirar el dinero: el jefe de una biblioteca se gasta $140,000 renovando su oficina

by Pablo Ros  |  February 04, 2014

Tal vez Thomas Galante, presidente de la Biblioteca de Queens en Nueva York, debiera tomar prestado de sus propias instalaciones un libro sobre cómo hacer buen uso de los fondos públicos.

Galante se encuentra en apuros luego de revelarse que se gastó $140,000 el año pasado para renovar sus oficinas en la Biblioteca Central de Queens, incluyendo una plataforma privada para fumar con un costo de $27,000.

Todo esto sucedió a pesar de que los empleados del sistema de bibliotecas públicas, quienes son miembros del Local 1321 de AFSCME, llevan cuatro años sin recibir un aumento salarial. Además, en los últimos cinco años, Galante ha eliminado casi 130 empleos.

El jefe de la biblioteca de Queens goza de un salario anual de casi $400,000 con aumentos salariales cada año. Además, recibe el vehículo de su gusto tanto para su uso personal como laboral y $37,000 para gastos de vehículo, una cantidad casi equivalente a los salarios anuales de los cuidadores y otros empleados de la biblioteca.

“Lo que esto demuestra es que el presidente de la Biblioteca de Queens no tiene en mente los mejores intereses del bien público, ni el bienestar de los empleados de la biblioteca ni el mejor uso de los fondos públicos”, afirmó Lillian Roberts, directora ejecutiva del Concilio 37 de AFSCME y una vicepresidenta internacional. “Las prioridades del Sr. Galante parecen darle prioridad a su propio bienestar a costa de los ciudadanos”.

¿Quiere $200 más a la semana? Un nuevo informe demuestra que los trabajadores sindicalizados ganan mejor.

by Clyde Weiss  |  January 29, 2014

Cuando los trabajadores tienen acceso a la negociación colectiva a través de un sindicato, reciben mejores salarios, según un nuevo informe federal.

Los trabajadores que tienen voz en sus lugares de trabajo a través de la negociación colectiva ganan mejor y tienen mayor acceso a los seguros de salud, la seguridad en la jubilación y demás beneficios, según el informe de la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos que está disponible aquí en inglés.

El estudio resalta que el ingreso medio semanal de un trabajador sindicalizado de tiempo completo es de $950, o $200 más que para un trabajador no sindicalizado.

“Cuando los trabajadores tienen un lugar en la mesa de negociación, pueden negociar mejor la parte que les corresponde del valor que han creado y ello se traduce en mayor seguridad económica y movilidad económica para todos”, afirmó el Secretario de Trabajo de los Estados Unidos, Thomas E. Pérez. “Mientras se recupera la economía de nuestro país y nos esforzamos por crear buenos empleos, necesitamos asegurar que los trabajadores puedan levantar sus voces para mejorar sus salarios, reducir la inequidad y ayudar a más gente a subir las escaleras de la oportunidad”.

Desde hace 30 años los ataques contra la negociación colectiva por grupos extremistas bien financiados han contribuido drásticamente a las bajas en la membresía de los sindicatos, de 20 por ciento de los trabajadores en 1983 a 11 por ciento en 2013. Hoy unos 16 millones de trabajadores en los sectores público y privado pertenecen a un sindicato, incluyendo quienes reciben representación pero no pagan cuotas de membresía.