News / Publications » Publications

Capítulo IV: Cómo presidir una reunión de un sindicato local

By

La reunión de afiliados del sindicato local es el corazón del sindicato democrático, y sus decisiones son el pulso de la organización.

Sería difícil exagerar la importancia y la utilidad de las reuniones del sindicato local. Es allí donde los afiliados toman decisiones sobre sus metas, actividades y orientación.

Una de las tareas más importantes de los dirigentes es lograr que las reuniones de afiliados sean interesantes y atrayentes, y que todos los afiliados, tanto nuevos como veteranos, sientan que su asistencia y participación son bien recibidas.

Una reunión de afiliados debe ser un foro para:

  • informar a los afiliados (y aprender de ellos) sobre lo que está ocurriendo, lo que podría ocurrir y por qué;
  • tratar los asuntos del sindicato, permitiendo que los afiliados deliberen y tomen decisiones sobre la ejecución de las directrices y los programas del sindicato local;
  • promover la unidad y la solidaridad en el sindicato local.

Lista de control: Reuniones productivas

  • Planifique y organice el temario de la reunión en forma meticulosa y con anticipación. Esta tarea incumbe al Presidente y a la Junta Ejecutiva.
  • Avise a los afiliados con anticipación. Use folletos, boletines, carteleras, anuncios al público por radio y televisión o una combinación de varios métodos.
  • Asegúrese de que la reunión se realice en un lugar cómodo, conveniente y accesible para todos los afiliados.
  • Comience la reunión puntualmente.
  • Presida la reunión en forma eficiente, sin tropiezos y democráticamente.
  • Concluya la reunión puntualmente.

Procedimiento Parlamentario

Una de las funciones principales del Presidente es presidir las reuniones del sindicato local. Los afiliados recomiendan medidas, deliberan y toman una decisión sobre cada tema que se trata en la reunión. Todo eso se hace siguiendo un conjunto de normas, denominadas procedimiento parlamentario, que aseguran que las decisiones se tomen en forma ordenada y democrática. (Aunque el Presidente preside la mayoría de las reuniones, todos los dirigentes sindicales deberían conocer las normas básicas.)

Estos cuatro pilares de la democracia constituyen los fundamentos del procedimiento parlamentario:

  • En una reunión, cada afiliado tiene los mismos derechos y deberes que los demás afiliados.
  • Se considera sólo una cuestión por vez, para evitar confusiones.
  • La mayoría manda siempre.
  • Cada afiliado tiene derechos que la mayoría no le puede quitar; a saber, el derecho a ser escuchado, por más impopular que sea su opinión.
  • A continuación se describen brevemente los principios del procedimiento parlamentario:
  • Un participante presenta una MOCIÓN en la cual se pide al sindicato local que tome una medida determinada.
  • El Presidente pregunta si alguien APOYA la moción. (Para que se trate una moción, debe ser APOYADA por alguno de los participantes.)
  • El Presidente pregunta si se DEBATIRÁ la moción.
  • Cuando el Presidente les DA LA PALABRA, los afiliados pueden PRONUNCIARSE (hablar) sobre la moción.
  • Cuando concluye o se CIERRA el debate, el Presidente pide que se vote sobre la moción.

Durante el debate, los afiliados pueden ENMENDAR la moción por medio de deliberaciones y una votación. Una vez presentada una moción, hay que DESPACHARLA de alguna forma: APROBARLA, RECHAZARLA, APLAZAR SU EXAMEN, REMITIRLA o ASIGNARLA A UN COMITÉ.

(Si desea información más detallada sobre procedimiento parlamentario, consulte Robert’s Rules of Order, Cómo Presidir una Reunión — folleto publicado por el Departamento de Educación de AFSCME — o la sección titulada “Key Parliamentary Rules” de la Constitución Internacional.)

El papel del presidente

Para presidir una buena reunión, se necesita saber algo más que todas las minucias del procedimiento parlamentario. Un presidente hábil aprende con la experiencia y con el sentido común a aplicar estas normas en beneficio de los afiliados.

En el curso de la reunión, el presidente debe tomar muchas decisiones para aplicar el procedimiento parlamentario. Al tomar esas decisiones, el presidente debe mantener un equilibrio muy delicado. Si es demasiado técnico y preciso, los afiliados tal vez se sientan intimidados y no participen en las deliberaciones. Por otra parte, si el Presidente es demasiado despreocupado y no mantiene un control apropiado, la reunión podría empantanarse fácilmente, lográndose muy poco.

Lista de control: Cómo presidir una reunión

  • Asegúrese de que todos los asuntos se traten a partir de una moción (que debe ser apoyada) y que todas las mociones estén expresadas claramente. Si una moción no se entiende bien, pida al autor que vuelva a redactarla.
  • Cerciórese de que los afiliados estén suficientemente informados para tomar una decisión sobre cualquier moción.
  • Si hay afiliados que tienden a hablar mucho, intervenga para impedir que monopolicen el debate; si es necesario, establezca el tiempo máximo que cada orador podrá hablar y hágalo cumplir.
  • Proteja el derecho de todos los afiliados a hablar, aunque se trate de una opinión impopular.
  • En el curso de la reunión, enseñe el procedimiento parlamentario a los afiliados y no permita que se use para confundirlos. Por ejemplo, si un afiliado habla cuando no le toca, no le diga simplemente: “Está fuera de orden”. Explíquele por qué está fuera de orden y cuándo y cómo podrá hablar.
  • Si desea pronunciarse sobre una moción, delegue la presidencia al Vicepresidente hasta que haya concluido el tratamiento de la moción. De esta forma se garantiza la “neutralidad de la presidencia”.

Diez pasos fáciles para presidir una reunión

El Presidente del sindicato local preside dos tipos de reuniones: de afiliados y de la Junta Ejecutiva. Aunque las actividades de las reuniones nunca son exactamente iguales, a continuación figuran diez pasos que le servirán de guía para presidir una reunión eficaz y productiva.

Paso 1 — Apertura de la reunión

Dé un golpe con el martillo y diga: “Declaro abierta la reunión”.

Paso 2 — Pasar lista a los funcionarios

“El Secretario de Actas pasará lista a los funcionarios.”

El Secretario de Actas pasa lista con voz clara, haciendo una pausa después de cada nombre para que los funcionarios respondan.

Paso 3 — Lectura del acta

“El Secretario de Actas dará lectura al acta de la última reunión.”

El Secretario de Actas lee el acta con voz alta y clara.

“¿Alguien tiene algo que agregar o que corregir? (Pausa) De no ser así, se aprueba el acta tal como ha sido leída.”

Si hay que hacer correcciones, pregunte si todos están de acuerdo en aprobar el acta con las correcciones: “¿Se presenta una moción para aprobar el acta con las correcciones?”

Paso 4 — Lectura de la correspondencia

“El Secretario de Actas leerá la correspondencia.”

Si hay cartas que requieran una decisión de los afiliados, la Junta Ejecutiva deberá leerlas antes de la reunión. En la reunión de afiliados, el Secretario de Actas deberá leerlas junto con cualquier recomendación de la Junta.

Pregunte: “¿Se presenta una moción para aceptar la recomendación de la Junta?”

El Secretario de Actas debe resumir las cartas largas o de rutina.

Paso 5 — Informes de los funcionarios

“A continuación escucharemos los informes de los funcionarios.”

Informe del Presidente: Debe incluir cualquier medida adoptada por la Junta Ejecutiva en la reunión anterior y el temario de la reunión en curso. Pueden distribuirse copias del temario y de la reunión más reciente de la Junta Ejecutiva. El Presidente podría informar también sobre las prioridades del sindicato local y sobre la orientación y medidas que debería tomar.

Informe del Secretario y Tesorero: Se hacen fotocopias y se distribuyen en la reunión. Después, el Secretario y Tesorero presenta el informe y responde a cualquier pregunta.

Otros funcionarios: Deben presentar informes los funcionarios que se encarguen de una actividad determinada en el sindicato local (por ejemplo, el Vicepresidente o los miembros de la Junta Ejecutiva).

Después de cada informe, pregunte: “¿Se presenta una moción para aceptar el informe de [cargo del funcionario]?”

Paso 6 — Informes de los comités y del personal

“A continuación escucharemos los informes de los comités y del personal.”

Informes de los comités: El presidente de cada comité debe describir las actividades del comité o la marcha de los proyectos. El informe podría incluir una recomendación que el comité desee que los afiliados aprueben.

Después de cada informe, diga lo siguiente: “Han escuchado el informe de [nombre del comité]. ¿Se presenta una moción para aprobarlo?”

Informes del personal [si corresponde]: Deben incluir información actualizada de interés para los afiliados; por ejemplo, informes sobre reivindicaciones, negociaciones contractuales, organización o actividades del Consejo.

Paso 7 — Asuntos pendientes

“¿Queda algún asunto pendiente?”

Se trata de cualquier asunto que haya quedado pendiente o que haya sido remitido de una reunión anterior y que requiera una decisión de los afiliados. Los participantes pueden presentar una moción sobre un tema específico.

Paso 8 — Asuntos nuevos

“¿Hay algún asunto nuevo?”

Son asuntos planteados en el curso de la reunión que no figuraban en la agenda pero que requieren una decisión de los afiliados. Los participantes pueden presentar una moción sobre un asunto específico.

Paso 9 — Asuntos relacionados con el bienestar de los afiliados

“¿Hay algún asunto relacionado con el bienestar de los afiliados?”

Se ofrece a los afiliados la oportunidad de tratar el bienestar general del sindicato. En esta parte de la reunión pueden referirse a oradores invitados, agradecimientos, últimas noticias sobre un afiliado enfermo, etc.

Paso 10 — Clausura

“¿Se presenta una moción para levantar la reunión?”

La moción para levantar la reunión no se puede debatir. Si se aprueba, concluye la reunión de afiliados.

Get news & updates from AFSCME

Follow AFSCME