News / Publications » Publications

Local 454 de AFSCME y la Ciudad de Virginia, Minnesota

By

Antecedentes:

A principios de los años 90, el clima de las relaciones laborales en la ciudad de Virginia no era bueno. Las relaciones entre la Ciudad y el Local 454 estaban tirantes debido a una huelga realizada en 1989, las acciones disciplinarias eran muy comunes, y el nivel de queja era alto, y el nivel de confianza entre la gerencia y los empleados era muy bajo. En enero de 1991 las partes acordaron tratar de mejorar las relaciones y se fundó el Comité de Trabajadores y Gerencia (Labor-Management Committee (LMC).) Luego de primeramente tratar los problemas causados por un sistema disciplinario punitivo y anticuado, la LMC se procedió a tratar asuntos operacionales tales como los del trabajo de la organización, personal y la implementación de nuevos programas.

Estructura

La LMC opera bajo un conjunto de estatutos negociados, los cuales existen como un acuerdo entre el Local 454 y la Ciudad. La membresía está dividida en partes iguales entre las dos partes, uno con el sitio del sindicato ocupado por un representante de AFSCME que debe ser un empleado de la ciudad. La LMC tiene dos co-presidentes, uno de la gerencia y un empleado del sindicato, que rotan presidiendo las reuniones. Siete miembros son elegidos para un período de un año, y los empleados están divididos entre obras públicas, Parques y Recreación, Biblioteca y votantes en general. El representante de AFSCME, Alcalde e Ingeniero Asistente de la Ciudad son miembros permanentes.

Logros

El primer proyecto de la LMC fue diseñar un proyecto de "disciplina progresiva positiva" con ayuda de un facilitador neutral. Esto reemplazo el sistema de castigo que había dado como resultado numerosas suspensiones y considerable mala voluntad entre los trabajadores y la gerencia. Bajo el nuevo sistema, que pone énfasis en la responsabilidad personal y consejería, la necesidad para acciones correctivas ha disminuido. Mientras que las acciones disciplinarias eran comunes bajo el antiguo sistema, solamente una advertencia escrita ha sido emitida bajo el nuevo sistema. Las quejas que solían ser presentadas a un promedio de dos por semana, se han reducido drásticamente a menos de una por año. Un signo del alto nivel de confianza entre las partes es que se abolió los relojes de control de entrada y salida del lugar de trabajo.

Cuando llego la hora de implementar el reciclaje, la LMC se ideó un plan para proveer el servicio internamente, sin tener que confiar en un contratista privado. El programa de reciclaje de la ciudad ha sido un éxito, básicamente capitalizándose a través de la reducción de propinas y nuevos ingresos de la venta de material reciclado.

La LMC ha servido como instrumento en la implementación de otros logros relacionados con la basura: el programa de "Aseo de Primavera". En el pasado, las brigadas de obras públicas recogían el total de la basura y desperdicios de los callejones de la ciudad dos veces al año, un proyecto que ha crecido en magnitud a través del tiempo. Cuando sucedió la "100-year flood" en 1996, la cantidad de desperdicios recogidos alcanzó un nivel insostenible. La LDC diseño un plan para establecer locales centralizados donde la basura podía ser tirada, eliminando la necesidad de que las brigadas de la ciudad tengan que recoger la basura callejón por callejón. El programa ha generado considerables ahorros para la ciudad.

También en 1996, debido a la "100-year flood" se les solicitó a los habitantes de la ciudad instalar en el sótano una "bomba de aguas negras". Se contrató a una compañía privada para hacer inspecciones por un precio de $54.00 por casa. La LMC determinó que la misma función podía ser realizada por un equipo de la ciudad de dos personas, quienes inspeccionarían 4 ó 5 casas por hora a una costo de $40.00 la hora. El contratista fue suspendido, y se generaron ahorros considerables por parte de los empleados de la ciudad que realizan las inspecciones.

La LMC ha diseñado un nuevo sistema de horas extras para asegurarse una distribución equitativa de estas tareas.

A través de las acciones de la LMC, se crearon dos puestos para trabajadores con destrezas básicas. Estos trabajadores actúan como "flotantes" para realizar trabajos cruzando los límites departamentales, según se los necesite para proyectos especiales o para sustituir a otros empleados que están de vacaciones o utilizando horas de compensación.