Skip to main content

Crecen llamados en comunidades de todo el país para financiar el frente

Previous Proveedores de cuidados infantiles en California logran gran victoria en elección sindical
Por Personal de AFSCME ·
Crecen llamados en comunidades de todo el país para financiar el frente

El movimiento político comunitario de AFSCME para financiar el frente (“Fund the Front Lines”) está creciendo en todo el país.

Miembros de nuestra unión están instando a sus senadores estadounidenses a que proporcionen ayuda estatal y local, están hablando con sus representantes estatales y locales para presionar al Congreso a que apruebe un paquete de ayuda, y están construyendo apoyo público por nuestra campaña a través de cartas y artículos de opinión que aparecen en medios locales.

“Fund the Front Lines” se ha convertido en un movimiento político comunitario de verdad, y se está desarrollando lejos de Washington, D.C.

Muchos de los miembros que están tomando iniciativa son servidores públicos que han ejercido en el frente de la lucha contra la pandemia desde el primer día, poniendo en riesgo sus vidas para servir a sus comunidades. Ellos saben por experiencia propia lo vital que es para sus estados, ciudades, localidades y escuelas recibir ayuda del gobierno federal. Ellos también saben lo importante que es este apoyo para seguir proveyendo servicios públicos, pagarles a los trabajadores que los proveen, y reabrir la economía y las escuelas de forma segura.

Por ejemplo, Julie Albers, terapeuta respiratorio en un hospital en Cleveland y presidenta de la Local 3360 de AFSCME (Concilio 8), escribió una columna en el Columbus Dispatch en donde habla sobre cómo la falta de ayuda federal a Ohio podría afectar a su hospital.

“Podríamos ver una falta de equipo de protección personal para los proveedores de cuidado de salud, recortes de personal que podrían causar agotamiento y reducir la calidad del cuidado al paciente, y ver a más pacientes postergando o no recibiendo el tratamiento que necesitan”, escribió Albers.

En mayo, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la Ley Héroes, que incluye más de $1 billón en ayuda federal para estados, ciudades, localidades y escuelas. Sin embargo, el Senado se ha rehusado a considerar dicha propuesta de ley.