Skip to main content

Un mural para los tiempos, producido en parte por miembros de AFSCME

Miembros de AFSCME que trabajan en el Departamento de Servicios Generales de Washington, D.C., ayudaron a producir el mural Black Lives Matter en la Calle 16.
Previous Miembros de HOPE evitan despidos, buscan ayuda de líderes de Houston
Por Personal de AFSCME ·
Un mural para los tiempos, producido en parte por miembros de AFSCME
Foto de Tasos Katopodis/Getty Images

Se trata de la afirmación más visible del sentimiento que se extiende por todo el país, Black Lives Matter, y una respuesta desafiante al uso de fuerza por el Presidente Donald Trump para posar con una biblia frente a la histórica Iglesia Episcopal de Saint John.

Y miembros de AFSCME ayudaron a producirla.

Para apoyar a los protestantes que se manifiestan por la muerte de George Floyd y en respuesta al uso de fuerza del presidente, la alcaldesa de Washington, D.C., Muriel Bowser, ordenó pintar un mural gigante en la Calle 16 que termina en la Casa Blanca. El mural dice: Black Lives Matter.

También ordenó cambiar el nombre de la plazoleta en la esquina de las calles 16 y H, lugar donde los protestantes pacíficos fueron dispersados por las fuerzas armadas. Ahora se llama Black Lives Matter Plaza.

El mural en la calle fue pintado en parte por miembros del Departamento de Servicios Generales de la ciudad, trabajadores que son miembros del Concilio Distrital 20 de AFSCME.

“Estoy muy orgulloso de nuestra ciudad y de nuestros miembros una vez más liderando la conversación nacional”, dijo el Director Ejecutivo del Concilio Distrital 20 de AFSCME, Andrew Washington. “Todo lo que hacemos en este momento es crítico para apoyar la justicia económica y social”.

La iniciativa de Bowser fue un mensaje, una declaración que ahora se multiplica a nivel nacional en ciudades en todo Estados Unidos.

“Debemos recordar que de muchas formas se trata de un momento nacional”, dijo Washington. “Nuestros miembros están en sus trabajos todos los días asegurando que nuestras comunidades siguen funcionando de forma segura y eficiente. Estamos conduciendo autobuses, limpiando edificios, recolectando basura y asegurando la seguridad de todos”.

El mural marca un momento en que se siguen realizando protestas y manifestaciones en todo el país, muchas organizadas por miembros de AFSCME. Para los miembros de AFSCME, la lucha por la justicia económica y social es una misma, y esta conexión es incluso más evidente a raíz de la pandemia de COVID-19, la cual iluminó aún más las disparidades económicas y raciales en el país.